¿México necesita una reforma política municipal? ¿Es factible?

Un rediseño en la conformación política del Estado mexicano implica, a su vez, una redistribución del poder económico y político; una redistribución de las libertades y las posibilidades del individuo. Por ello, el establishment busca mantener el status quo pero sin prever que lo único que está garantizando con esa actitud es demorar su propia ruina.